26 de enero de 2014

10 razones por las que vale la pena salir un sábado

Ayer fue un día estupendo. Digo ayer pero podría decir "hoy" porque total hace un rato que he llegado a casa. Exacto, ayer salí. Mejor dicho, ni entré. Para no mentir diré que hice parada técnica en boxes para ducha, chapa y pintura y cambio de carrocería y neumáticos. Y ya. En mi favor diré que también di "teta" y dormí a Rubiazo antes de seguir mi peregrinaje por el mundo.
El caso es que después de estar todo el día danzando por la vida, con taconazos y a lo loco, y habiendo dormido... ¿3 horas?, tenía que hacerlo...
Aquí va MI LISTA DE 10 RAZONES POR LAS QUE VALE LA PENA SALIR EL SÁBADO:

1. Porque a quien madruga, Dios le ayuda. Y quien dice Dios, dice el Universo entero. ¡Uy, no! Ésta no va aquí. Bueno también, porque acostarse sobre 3:30 y que te despierte el "tetadicto" de tu hijo a las 7:00 es transnomadrugar básicamente; y hemos de sumarle su recibimiento apoteósico desde el momento en que "olió" que mamá acababa de subir al taxi de vuelta a casa.
2. Porque te das cuenta de que podrías ser fakir en tu próxima vida, ya que llevas más de doce horas recorriendo el mundo subida a dos miniescaleras de unos 10 cm. Así que ahora cuando Wert y sus secuaces se acaben de cargar la escuela pública, me monto mi propio circo (aunque para circo el que ya tienen ellos montado).
3. Porque te das cuenta de que, aunque tú te ves "como siempre" en tu cabeza y en tu espejo interior, ahora TÚ eres la "señora" a la que antaño mirabas cuando salías de fiesta y pensabas "estas casi cuarentonas modernas... ¿Qué hacen por el mundo a estas horas? Que se vayan a casa, que es tarde". (¿Verdad, chicas?)
4. Porque descubres que no tienes ni puñetera idea de donde está la movida y reafirmas tu condición de "soy un pulpo en un garaje", y acabas llegando a la zona hostelera a la hora de empezar con las copas. Por lo que aprendes que empezar a cenar a las 00:00 tampoco está tan mal (si el cocinero escupió en la pizzas como venganza, lo desconocemos, pero el caso es que estaban ricas).
5. Porque también descubres que la cola zero, el trina de limón y el trina de té tienen los mismos colores que el ron cola, el famoso GT y un "güiscacho", y es por eso que cuando mandas foto del particular "botellón" nadie se pispa de que son bebidas fake total. ¿De verdad nadie sospechó a pesar del cuenco de palomitas (sí, os lo juro) que nos colocó la camarera en el centro?
6. Porque como cuando llegas a casa tu "tetadicto" ya está esperándote a grito pelado, te acuestas tal cual y amaneces al rato monísima de la muerte... Hasta que te acercas al espejo y ves tu cara de "puerta" y tu "pestaña" en cada ojo, porque el rimmel se ha apelotonado tanto que las pestañas van a una, como Fuenteovejuna.
7. Porque te das cuenta de que da igual que tengas "30 y" que 15: tus amigas y tú os ponéis de acuerdo en el dress code antes de salir, pavas totality. Y como siempre, una del grupo se lo salta a la torera a traición, porque necesitaba estrenar una falda megachachicuquideal perfecta para la ocasión. La diferencia entre ahora y hace taitantos años es que en vez de por el chat del messenger ahora habláis por "wassap".
8. Porque es la excusa perfecta para ir al día siguiente cual bragafaja por la vida, con los ojos inyectados en sangre, la mirada pérdida, el pulso de un zombie, durmiéndote de pie (literal) mientras paseas con tu family, y para meterte un sandwich de nutella de medio kilo entre pecho y espalda sin remordimiento alguno, a ver si así te sube el azúcar y revives. (Quien dice un sandwich, dice "y chuches, y galletas de toffe, y cola, y un helado... ¡Y todo lo que le caiga a tus hijos de la mesa!").
9. Porque así tienes la excusa perfecta para justificar tus ojeras de serie, que ya son marca registrada, y suena muuucho más guay decir "es que el sábado me pegué el fiestón" que "Rubiazo ha tenido una noche complicada" (que también).
10. Porque hay cosas que no tienen precio: reír a mandíbula batiente con dos buenas amigas, hablar de todo, darle la vuelta al mundo, patear con ellas sin rumbo fijo hasta que una de ellas (normalmente la foránea) pregunta por el destino al que nos dirijimos sabiendo que la respuesta es "ni piiiiii idea", recorrer fácil diez restaurantes con cara de buenas niñas para que a esas altas horas nos dieran al menos un paquete papas o un bol de cacaos, olvidar que las madres y las noches de bohemia no son muy compatibles, aprender que si aguantamos desvelos con vomitonas y fiebres sin desfallecer es porque el superpoder "nocturno" sólo actúa en esos casos y que en los ratos de asueto es su primo lejano el nosuperpoder "ya no tienes 20 años, bonita" el que abre juego... Pero sobre todo PORQUE HAY SÁBADOS QUE MARCAN UN ANTES Y UN DESPUÉS, o simplemente, SON UN GRAN COMIENZO DE OTROS QUE ESTÁN POR LLEGAR. Os requiero bonitas. Gracias por este GRAN sábado.

12 comentarios:

  1. Aaaaaaayyyyyyyyyyyy,que me vuelvo la semana que viene?????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto! Voy buscando sitio para la cena! Jajajaajjaja!

      Eliminar
    2. el príncipe azul de yonosuperwoman28 de enero de 2014, 17:28

      Alto...Stop...Un poco de organización...tenemos que repartirla...dos sábados vuestra y uno conmigo, vale??

      Eliminar
    3. Jajajaja! Querido príncipe azul de mi amiga!
      Te advierto que, además de salir perdiendo corres el riesgo de que nos la quedemos para siempre!!! Jajjaja!

      Eliminar
  2. Y yo por qué siento que lo he vivido todo? Por qué siento al leerte como si hubiese tenido un deja vu? Jajajajaa. Lástima no haber sido la cuarta en discordia... me alegro de vuestro disfrute!!! Se OS quiere, amores!
    Muaksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque estabas! Aunque habría sido genial que estuvieras no sólo de pensamiento!!!!!
      Loviu Tri!!! Muuucho!

      Eliminar
  3. Jajajajajajaja, y jooo qué envidia! Mua!
    Carmen ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Envidia sólo el título, no? Porque la parte zombie por la vida fue para morirse al día siguiente! Peor que una resaca!!!!
      ;-)

      Eliminar
  4. Que noche tan buena y que 10 razones geniales para repetir... The next week???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh yeah! Te imaginas!?
      Jajaja! Sois la bomba! Muaaaaka

      Eliminar
  5. ¡Jajaja! Yo también descubrí lo del engaño de las bebidas hace tiempo. ¡Demasiado "sanas" para este tipo de juergas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaaj!
      Nosotras mentimos como bellacas porque daban el pego, pero no hay edad ya! Jajajja!
      Nos pegaba mas un vasito de leche con magdalenas!!

      Eliminar

Estaré encantada de que opines, te expreses, me cuentes cosas y, en definitiva, de que nos comuniquemos ;) ¿Te animas a hacerlo?