22 de mayo de 2013

La maternidad de la A a la Z: Leona


Mi aportación al carnaval la hago con la palabra LEONA, porque es la primera palabra que me ha venido a la cabeza al leer "de la A a la Z" y "maternidad" en la misma frase, y porque además ha irrumpido con tanta fuerza en mi mente que no me ha dejado ni acercarme a la posibilidad de barajar más palabras. Muy propio de una leona, vaya.

Según el diccionario de la RAE, leona es:

1. f. Hembra del león. 

2. f. Mujer audaz, imperiosa y valiente.

(Real Academia Española © Todos los derechos reservados)

Y desde luego, si hay algo que realmente valoro al haberme convertido en madre es que desde el momento en que tuve a mi pequeña (hace ya más de 3 años) sobre mi pecho por primera vez, supe que daría mi vida por ella, sin dudar, y ante cualquier circunstancia. 

La maternidad te cambia. Mucho. Te matiza. Te colorea con una gama de tonos que en la vida habrías imaginado que existen. Te madura. Te abre a un mundo nuevo con una nueva mentalidad, y a veces, por puro instinto, también te cierra en banda. Te trastoca. Te marea y te centra. Te sitúa. Te engrandece. Te hace fuerte y poderosa. La maternidad es brutal. Te vuelve leona y te empodera. 

Las circunstancias que me rodeaban cuando me quedé embarazada por primera vez eran... Bueno, digamos que no nos rodeaba un entorno idílico, así que conforme crecía mi placenta, crecían mis garras, mis instintos protectores y mi valentía para enfrentarme a aquello y aquellos que entorpecían el camino de nuestra mirada al sol. 

Si hay algo que he tenido claro desde el momento en que sentí que había vida dentro de mí es que iba a luchar para que nuestros hijos fueran felices. Quiero que expriman cada segundo de esta vida tan plena unas veces y tan traicionera otras. Que sepan adaptarse a cada circunstancia, saltar cada obstáculo, que vivan cada día como el primero y el último. Que sean felices y amen, se amen, amen la vida.
Y para ello mi yo se ha convertido en el yo leona que toda madre lleva dentro. En la leona que protege sin sobreproteger, que cuida, vela, mima y procura que su manada esté a salvo de indeseables. Leona que proporciona a sus crías la libertad suficiente para que crezcan en fuerza, valentía y audacia. Leona que es madre por encima de todas las cosas y de todos los tiempos.
Madre y leona. 



CON M DE MAMÁ y L DE LEONA


44 comentarios:

  1. Me encanta leerte! te imaginé como la reina de la selva! sos grosaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye! Mil gracias!!
      Tú también eres la reina de la selva, pues, que eres mami!
      Beso!

      Eliminar
  2. Seguro que esas circunstancias no idílicas han contribuido a que seas lo que eres hoy, una leona, valiente para luchar contra todo, audaz para saber adaptarte a sus necesidades y el momento, e imperiosa para proclamarte ganadora del amor de los tuyos.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moisés, sí! Así es, y doy gracias, que conste, que ya se sabe que estas cosas ayudan a madurar a pasos agigantados.
      Además, ser leona tampoco está tan mal... Lo único es el cambio de voz, por lo del gruñido y tal... ;)
      Gracias por leer y comentar!
      Un abrazo

      Eliminar
  3. plas plas plas (aplausos) de verdad me dejas anonadado con cada entrada vaya descripción que te has marcado, vaya forma de expresar los sentimientos, de verdad ¿para cuando un libro completo? plas plas plas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!!
      Jaime, eres la bomba!!
      Me alegro de que te haya gustado, sólo volqué lo que siento y como me "reconozco" desde que soy madre sobre el teclado. Tal cual salió, lo puse.
      Mil gracias por estar ahí
      Un beso grande

      Eliminar
  4. Muy buena tu primera palabra para el diccionario, todas nos volvemos feroces protectoras de nuestras crías, que a nadie se les ocurra tocarlas.

    Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Sí, eso pienso yo, todas somos muy leonas en lo que se refiere a crianza e hijos.
      Feliz viernes!!

      Eliminar
  5. Qué bien lo has descrito. Hoy más que nunca es necesario sacar esa leona que llevamos dentro, porque cada vez hay más hienas puñeteras intentando echar por tierra nuestro trabajo: el de (como muy bien has dicho) luchar para que nuestros hijos sean felices. Me ha encantado! Un beso:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!
      Me alegra que te haya gustado. Sé que todas nos vemos un poco así, o al menos eso interpreto cuando hablo con mis amigas mamis. La verdad, está bien que así sea. ;)
      Un besazo

      Eliminar
  6. Genial entrada, nos describe a la perfeccion! Saludos de otra mami leona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!
      Gracias leona!!
      Un besote desde la jungla pues!

      Eliminar
  7. Me encanta que uses la palabra leona como sinónimo de madre, mujer valiente. En el fondo para mí cualquier madre es una heroína (obviamente no las locas que les hacen daño). Y ser madre te trastoca, cierto, vuelve tu vida del revés y luego le vuelve a dar la vuelta. Y es brutal, como dices, y te hace fuerte, aunque también vulnerable como contó otra madre el otro día en el diccionario.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la vulnerabilidad también entra a formar parte de nuestras vidas con más fuerza desde que somos madres, cierto también. Creo que quizás ayuda a que estemos alerta también.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Yo también me siento leona, y mi próxima aportación también va por ahí, ¿sabes? Estoy totalmente de acuerdo contigo y me ha encantado cómo lo has expuesto.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ah sí? Pues ganas de leerla ya!!
      Me alegra que mi descripción te haya gustado.
      Un besazo para ti y tu manada

      Eliminar
  9. ¡Pedazo de post, reina! Corto pero intenso a más no poder... Con perlas del tipo... "La maternidad es brutal. Te vuelve leona y te empodera". Madre del amor hermoso... ¡qué plumilla! Esto promete.
    Un besazo y enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyeeeeeeeeee... Pero como mola que la reina del carnaval te diga estas cosaaaaaaaaaaaaaaaas!!!
      Mil gracias guapa!!! Me alegro de que te haya gustado!
      Intenso, como la maternidad en sí, ¿no?
      Un besazo y mil gracias!!!

      Eliminar
  10. Simplemente perfecto!! Ggrrrrr!!!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja!!
      Simplemente graciaaaaaaas!!!
      Un besazo

      Eliminar
  11. Me saco el sombrero con tu L de Leona!!! Y es que cuando parimos sacamos esa fuerza de las entrañas para defender a nuestras crías contra viento y marea!!! Un poder protector nunca antes imaginado!!!Y como las leonas acompañamos sin sobreproteger (aunque a veces nos sea difícil), tratamos de que crezcan en libertar y con mucho amor. Nos sale la bestia de adentro cuando l@s vem@s en peligro!!! Que nadie nos toque a nuestr@ tesoro!!!

    Me encantó!!!

    Besotes desde mi Buenos Aires querido...

    Muriel y yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, corazón!!
      Mando un beso especial para la "jungla" de Buenos Aires, su leona y su cahorra!!!
      Por cierto, ayer recomendé un post tuyo que me requeteencantó!!
      Mil besotes y gracias por estar ahí!!

      Eliminar
  12. Es un post genial, GRANDE con mayúsculas.

    Me ha molado conocerte, y te visitaré con frecuencia. Tu hija se sentirá orgullosa cuando te lea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooooolín, subidón de buena mañana al leer con detalle los comentarios. Y éste es muy bonito.
      Ojalá se sienta orgullosa como dices, de momento yo sí lo estoy de ella ;)
      Me quedo por tu "casa" yo también, ok?
      Besote!!

      Eliminar
  13. Cuando he leído la palabra, me he sentido completamente identificada...

    Yo también soy toda una leona, y como diría "la Esteban": por mis hijas maaaatoooo!!!

    Nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!!
      Sí, yo creo que "la Esteban" en eso (y sólo en eso) es ejemplo a seguir :-P
      Te leo yo también!!!
      Beso!!!

      Eliminar
  14. Qué gran definición!!!! mamás protectoras de la manada!!!! Me encanta!!!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaaaaacias!! Pero así es, que la naturaleza es sabia! ;-)
      Un abrazo selvático

      Eliminar
  15. Nunca me había planteado esa manera de verme como madre... El instinto de protección lo tengo, aunque aún no he tenido que sacar las garras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!
      Tranqui, lo de las garras va de serie, si llega el momento salen solitas!!!
      ;-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  16. Wow, qué bien has descrito ese sentimiento, esa fuerza visceral que te hace sonreír cuando quieres llorar, respirar cuando quieres pegar un grito, y callar cuando sabes que cualquier palabra, en ese momento, no ayudaría. Una madre también es leona en ese sentido.
    La foto es precisa ¿quién no se ha sentido así con su bebé? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu descripción es taaaan fiel!!!
      Menos mal que somos leonas en esos momentos también, eh? Porque no es fácil, pero la fuerza sale de las entrañas.
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  17. Cierto, yo me he vuelto una leona, cada día que pasa un poco más. Quién me lo iba a decir a mí, con lo tranquilita que soy... mientras no me toquen a mis niños ;-)
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja!!!
      Es que maduramos a golpe de chupete, y eso nos hace fuertes!!! :-P
      Besazoooo

      Eliminar
  18. Tienes tanta razón!Al tener nuestros hijos, nuestros instintos animales salen a flote! Yo jamas me sentí tan fuerte como ahora, que soy madre y tengo que sacar de donde no tengo para proteger, cuidar y guiar a mi pequeño rayito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no dejamos de ser animales y el instinto nos puede!!! Gracias al cielo!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  19. me encanta leerte, haces que las palabras de todos los dias sean especiales... felicidades, me ha encantado tu entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me has dicho en tan pocas líneas... Qué bonito que así lo creas. No tiene mucho mérito porque escribo gracias a lo que me aportan mis tesoros. El mérito pues es suyo!! ;-)
      Un besazo
      Mil graaacias

      Eliminar
  20. En esto creo que todas nos parecemos :D
    Con nuestros hijos no se mete nadie. He dicho que nadie o me oirán rugir jejeje.

    Un abrazo y feliz finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj!!!
      Muy bueno!!!
      Sí, pero no sólo somos leonas con ellas si no con la vida en general. De repente podemos con todo. Incluso cuando sentimos que no podemos... Podemos!!!
      Un abrazo y feliz finde también a ti!!!

      Eliminar

Estaré encantada de que opines, te expreses, me cuentes cosas y, en definitiva, de que nos comuniquemos ;) ¿Te animas a hacerlo?