26 de septiembre de 2015

Lengua de trapo

A mí me da una pena que Rubiazo se haga grande que ni os lo imagináis. Y es que para mí, la edad de 2 a 3 y durante el primer añito de cole de mayores, es sin duda la mejor, por eso suelen ser mis prefes. Por norma general es cuando empiezan a soltarse a tope con el habla, y sus expresiones son de partirse de risa, porque nos imitan más que nunca y a veces aciertan y otras no pega ni con cola lo que dicen con la situación en que lo dicen. La verdad es que creo que en un futuro me arrepentiré de no haber apuntado cada una de las parrafadas y ocurrencias de Pichu y Rubiazo, aunque es cierto que hay algunas que no se olvidan.
Rubiazo ahora lleva una temporadita en la que " soy mayol" pues hace y dice cada una que es imposible no llorar de risa. Su hermana casi que provoca que hable y razone sólo para reírse.
Últimamente, cuando le contamos algo que ha pasado y que tiene algún tipo de consecuencia no muy buena o es un fastidio, suele soltar un "¡¿No me digas?! ¡Lo que faltaba!" con una cara de empatía y preocupación que hace que se te pasen todos los males y que sólo quieras comértelo a besos y estrujarlo.
Hoy mismo "me ha dormido" en la siesta. Debe haberme visto tan k.o y tan a punto de caramelo que me ha dado su mantita y me ha dicho: "No te pleocupes, yo te duelmo con mi mantita". A continuación, se ha girado a su padre y le ha soltado: "papá, pon Fix You que le voy a cantal a  mamá pala que se duelma que tiene sueño". Pero lo mejor es ¡que me la ha cantado de verdad mientras me acariciaba la cara! ¿Me lo zampo ya o me espero a la próxima?
Voy a obviar los ratos en que, estando yo totalmente sopa, venía a comprobar si estaba dormida y botaba sobre mí como si yo fuera su caballo mientras gritaba "¿ESTÁS DOLMIDAAAAAA?".
Cuando al fin he amanecido, le he dado las gracias por sus atenciones, obvio.
-" Rubiazo, muchas gracias por haberme dejado tu mantita y haberme cantado Fix You, eres un amor".
-"Homble, es que eles una bonica".
¡ME LO ZAMPOOOOO!

Ahora lo tengo pintando con rotu su casco de policía, llenando toda la terraza de virutas de los colores de madera e intentando usar el pegamento por todas partes. Le pregunto que cómo va con su obra de arte y me suelta: "pues me estoy poniendo fino". Y se ha quedado tan pancho.

Seguiremos informando.

CON M DE MAMÁ y L de LENGUA DE TRAPO

1 comentario:

  1. Para comérselo de amor!! Qué ricos son con esa inocencia ;)

    ResponderEliminar

Estaré encantada de que opines, te expreses, me cuentes cosas y, en definitiva, de que nos comuniquemos ;) ¿Te animas a hacerlo?